Movimiento de Ortodoncia: Reacción tisular ante las fuerzas
Inicio » Movimiento de Ortodoncia: Reacción tisular ante las fuerzas

Movimiento de Ortodoncia: Reacción tisular ante las fuerzas

Publicado por Dr. Dario Vieira el 5 diciembre 2015 en Ortodoncia

El llamado hueso alveolar que está perfectamente adaptado estructural y funcionalmente, desarrolla un papel importante dentro del diente y dentro del conjunto estomatognático. El ligamento periodontal cumple con su misión, que trata en unir el diente a su alvéolo y con ello deriva a la función mas compleja que es la de recibir y trasmitir as fuerzas derivadas de la masticación.
Para analizar los diferentes tipos de unión diente-hueso en la escala de animales vertebrados observamos que existen cuatro tipo de uniones:

  • La inserción fibrosa: Esta unión la podemos encontrar en tiburones y otros animales, que como característica principal tiene los dientes insertados en el hueso por una unión directa de la porción basal.
  • La anquilosis: La anquilosis es muy propia de los vertebrados primitivos, donde existía una unión calificada con los tubérculos de la dentina y que llegaba a cubrir la raíz y el hueso maxilar de forma similar a la unión entre los dientes y el hueso de la mayoría de los peces, anfibios y reptiles.
  • La bisagra: Este tipo de unión tiene una similitud con el diseño de una charnela o una bisagra, donde el diente tiene una ligera movilidad dentro del alvéolo por la existencia de una cubierta fibrosa no calcificada entre la raíz dental y el hueso de inserción. Esta estructura la tienen los animales que necesitan más exigencias masticatorias, como las merluzas que cazan y apresan otros animales resbaladizos.
  • La gonfosis: Forma la insercción dental presente en todos los mamíferos. Como característica tiene el permitir la movilidad del diente dentro del alvéolo y que caracteriza esta articulación única dentro del organismo.

Ortodoncia: Cuadro general del movimiento dental

Aplicando en un periodo suficiente de tiempo una fuerza al diente se pueden llegar a producir dos tipos de reacciones, uno de los motivos sería si intentamos mover un diente oponiéndose al sentido de a donde queremos que el diente se dirija, que provocaría una reabsorción ósea en el denominado lado de presión, y la otra es cuando no nos oponemos al sentido del diente y donde nuevas capas óseas se depositarán sobre la superficie dental del hueso alveolar en el denominado: lado de tensión.

Hay dos tipos de reabsorciones óseas, la directa y la indirecta:

Reabsorción ósea directa o frontal: El ligamento periodontal lo situamos entre dos estructuras duras, entre el hueso alveolar y el cemento y al aplicar fuerza reducimos la presión sanguínea de dicha zona. Esta fuerza ligera es capaz de estimular la reabsorción ósea aunque aun no se sabe bien la razón y hay varias hipótesis sobre ello.

Reabsorción ósea indirecta: Considerando algunas características propias de una reabsorción ósea directa, hemos visto que el diente ante una fuerza ligera y constante produce un estrangulamiento parcial de la circulación. Pero cuando la fuerza que llegamos a aplicar es demasiado intensa producimos una oclusión vascular que paraliza la actividad vital en esa zona.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Movimiento de Ortodoncia: Reacción tisular ante las fuerzas"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita