CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Ortodoncia invisible: Cuando la estética lo es todo

Ortodoncia invisible: Cuando la estética lo es todo

Publicado por Imma Roca el 25 noviembre 2017 en Ortodoncia

Sabemos que no exageramos cuando decimos que una sonrisa bonita puede, literalmente, marcar la diferencia entre una persona segura de sí misma y una que no lo está. ¿Por qué? La respuesta a esto es tan sencilla como que el impacto estético que tiene una sonrisa bien posicionada marca la diferencia cuando nos estamos frente a la primera impresión de una persona. Cada vez más personas lo saben, por lo que recurren a los diferentes tratamientos de ortodoncia.

Frente a la pregunta ‘¿Cómo restauro mi sonrisa?’ la respuesta es simple: si tienes un malposicionamiento dental severo, la ortodoncia es la solución. Pero esto no es tan simple: muchas personas descartan automáticamente realizarse una ortodoncia, bien porque creen que ya son demasiado mayores para pasar pro un proceso que generalmente se asocia con niños y personas muy jóvenes, o bien porque sencillamente, no pueden variar su estética de forma tan radical debido a su trabajo, por lo que creen que no pueden someterse a una ortodoncia.

En busca de responder a las necesidades particulares de este tipo de personas, hace ya unos años surgió la ortodoncia estética: combinando los efectos de una técnica que respetaba nuestra estética dental, pero con toda la efectividad de la que podemos gozar con una ortodoncia clásica.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Para tener una sonrisa bonita en caso de tener apiñamiento o malposición dental tenemos que pasar por el aparato de ortodoncia, pero hoy en día encontramos diversos tratamientos que respetan nuestra estética dental, mimetizándose con nuestros dientes para que nadie se percate de que llevamos puesta la ortodoncia.

Dentro del campo de la ortodoncia englobamos a la ortodoncia invisible tanto si se trata de brackets linguales como las férulas invisibles Insivalign.

Sí es cierto que los brackets de zafiro son mucho más estéticos, pero estos pueden seguir apreciándose ligeramente.

¿Qué es Invisalign?

Invisalign es el sistema de ortodoncia que se basa en férulas extraíbles. Mediante estos alineadores realizados en base a la propia boca del paciente, conseguimos una ortodoncia prácticamente imperceptoble para los demás.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

Los brackets linguales, también llamados de incógnito, se cementan en la cara interna del diente. Al ser puestos en una zona totalmente invisible, es el método más estético que podamos encontrar.

Finalidad de la ortodoncia estética

Al final, todos los tratamientos de ortodoncia estética buscan la corrección de un problema de maloclusión dental. Mediante pequeños movimientos que se realizan de forma gradual, tanto los dientes como los huesos maxilares se colocan en la posición ideal.

De este modo no sólo logramos una mejora estética en la sonrisa del paciente, sino recuperar también la funcionalidad perdida de los dientes.

De esta manera conseguimos reducir las molestias que se den en la mandíbula, así como reducir la incidencia de patologías en el tejido gingival y de soporte.

Aunque todos los tratamientos tienen la misma finalidad (devolver una sonrisa estética y funcional al paciente) estas dos técnicas difieren sustancialmente en varios puntos de su funcionamiento.

Funcionamiento de Invisalign

El tratamiento mediante férulas de invisalign comienza tomando impresiones en la boca del paciente. Mediante el escáner intraoral en 3D conseguimos un resultado totalmente acurado.

Así se mejora la precisión y la rapidez del tratamiento, ofreciendo así una mejora en la calidad de vida del paciente durante el tratamiento.

Una vez se ha realizado la toma de impresiones, el ortodoncista debe planificar los movimientos de los que se encargará de realizar cada férula.

En las sucesivas visitas al dentista, el paciente recibirá diferentes juegos de férulas, cada uno confeccionado para realizar un movimiento particular.

Las férulas deberán ser llevadas durante un tiempo estimado de dos semanas.

Este tratamiento, aunque sea removible, no puede quitarse de la boca más de 2 horas al día, ya que de lo contrario no estaría trabajando.

Lo ideal es que nos las quitemos mientras comamos o nos lavemos los dientes.

Hay que tener en cuenta que si no se llevan las férulas el tratamiento no avanza, por lo que se irá alargando paulatinamente.

Funcionamiento de la ortodoncia lingual

Al igual que los tratamientos mediante férulas invisibles, la ortodoncia lingual comienza realizando una toma de impresiones de la boca del paciente mediante el escáner intraoral en 3D

Este kit de imágenes digital nos permitirá que tanto el paciente como el especialista vean cual será el resultado final del tratamiento.

Estos modelos se envían al laboratorio, para que comience la fabricación de los brackets y los arcos.

¿Qué ventajas ofrecen los métodos de ortodoncia invisible?

Las técnicas de ortodoncia son aparatos que no interfieren en el día a día en cuanto a impacto estético se refiere, gracias a su estupenda discreción.

Si por un lado tenemos los brackets linguales, que se convierten en una técnica totalmente invisible (a menos que lleves un pequeño espejo intraoral a mano), Invisalign puede ser retirado de forma puntual para acudir a un evento.

Asimismo, Invisalign es el método que menos urgencias dentales general, gracias a que no existe posibilidad de que los brackets se rompan, el arco se suelte… Sencillamente porque no existe.

Con Invisalign también podemos realizar una higiene oral diaria mucho más sencilla y normalizada: al no tener brackets que higienizar, podemos seguir usando tranquilamente nuestro cepillo de dientes y nuestra seda dental.

Para terminar con las ventajas de Invisalign también debemos hacer mención a que este es un método mucho menos doloroso y molesto: no nos producirá tantas llagas o heridas como sí puede llegar a hacer una ortodoncia fija.

Por otro lado, si tenemos que hablar de las desventajas de la ortodoncia invisible sólo tenemos que hablar de una: el precio. Este tipo de tratamiento es menos asequible que el resto, pero si tenemos en cuenta las ventajas que trae consigo, quizás nos merezca la pena ese pequeño esfuerzo extra. En nuestra mano está decidir cuál se adapta más a nuestras necesidades.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Ortodoncia invisible: Cuando la estética lo es todo"

Deja tu comentario