CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Retenedores ortodónticos

Retenedores ortodónticos

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 Marzo 2015 en Ortodoncia

Tus días de llevar brackets por fin han dado sus frutos. Después de meses o incluso años, tus dientes están libres. Puedes pasar la lengua por tu sonrisa y notar una superficie suave, pasarte el hilo dental sin problemas y comer todo lo que te apetezca. Pero no te acomodes todavía, porqué ahora es momento de llevar retenedores ortodónticos. Antes de que tu suspiro de alivio se convierte en un suspiro de desesperación, sigue leyendo porqué los retenedores ortodónticos valen mucho la pena.

¿Qué son los retenedores ortodónticos?

El retenedor ortodóntico es un aparato personalizado que se utiliza para mantener los dientes en su sitio una vez han recibido tratamiento ortodóntico. Tras finalizar la ortodoncia, tus dientes necesitan acomodarse en su nueva posición en la mandíbula y dar tiempo a los tejidos blandos para que se adapten a ellos a la perfección. Hechos de alambre o plástico, los retenedores mantienen tus dientes en la posición correcta y evitan que pierdas la inversión que hiciste con la ortodoncia. Además, también evitan la rotación de los dientes que suele darse con el tiempo, un motivo más para utilizarlos.

¿Cuál es tu tipo de retenedor?

Existen dos tipos de retenedores: fijos y removibles. Los retenedores removibles pueden quitarse para comer o cepillarse los dientes. Normalmente se deben llevar durante todo el día el primer año y se pasan a utilizar solo durante la noche a partir de entonces. Por su parte, los retenedores fijos están permanentemente pegados a tus dientes y solo puede quitarlos el dentista. Se puede elegir entre todos estos:

  • Retenedores Hawley: se trata del retenedor dental más común. Consiste en una base de plástico que se adapta a la forma de la boca. Ésta está conectada a un alambre que rodea los dientes y los mantiene en su sitio.
  • Retenedores Essix: son unas férulas de plástico similares a Invisalign o a las férulas blanqueadoras. Muchos pacientes prefieren este tipo de retenedores porqué son menos visibles, pero su inconveniente es que no duran para siempre, como los Hawley.
  • Retenedores fijos: también llamados permanentes, se cementan a la pared interna de los dientes y los mantienen es su sitio.

Retenedores para tratamientos ortodónticos

Mientras que los retenedores se utilizan principalmente para mantener los dientes en su sitio, también pueden utilizarse para corregir otros problemas dentales. Ciertos problemas ortodónticos no requieren el uso de brackets y pueden solventarse con ellos. Por este motivo, los odontólogos los utilizan en algunas ocasiones para mover un diente mal colocado o corregir una maloclusión ligera. También pueden tratar problemas de empuje lingual, bruxismo o deformaciones del paladar.

Esto significa que pueden utilizarse de modo preventivo para evitar mayores problemas de oclusión.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Retenedores ortodónticos"

    Deja tu comentario