Regeneración ósea guiada

25
feb
Regeneración ósea guiada
Regeneración ósea guiada, 1.0 out of 5 based on 1 rating
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)

Regeneración ósea guiada: Factores clínicos determinantes del éxito.
Las características anatómicas de las crestas edéntulas influencian de manera determinante en la finalización prótesis sobre implantes dentales osteointegrados.

Regeneración ósea guiada

A una reabsorción ósea fisiológica consiguiente a las pérdida de los elementos dentarios, se agrega el trauma mecánico debido al uso de prótesis removibles convencionales.

Esta reabsorción de hueso puede llegar a progresar gradualmente hasta interesar incluso, en los casos más avanzados, al propio hueso basal.

La diversidad anatómica de los sitios edéntulos parciales o totales a tratar, sugieren, por lo tanto, un riguroso protocolo diagnóstico y una clasificación de los defectos del maxilar superior y inferior.

Examen clínico intra y extra oral

Además del común examen clínico objetivo, consistente en la inspección de los tejidos extra-orales de la cabeza y del cuello, es aconsejable examinar todos los tejidos no periodontales de la boca, efectuar un examen periodontal completo, un análisis oclusal y una evaluación de la estética dental y de las restauraciones existentes.

Finalmente se hace absolutamente indispensable, una cuidadosa observación, ya sea de la distancia interarcadas en los tres sentidos del espacio, como de la dimensión volumétrica de las crestas edéntulas.
regeneración ósea guiada

Exámenes radiográficos

Regeneración ósea guiadaAdemás del “status” radiográfico completo de la cavidad bucal, se necesita un TAC dental scan del maxilar superior y/o inferior, según las necesidades terapéuticas, donde se incluyen por lo menos una toma OPT (ortopantomografia).

Una correcta evaluación de los cortes axiales de la tomografía computadorizada, realizado por un radiólogo a requerimiento del implantologo, permitirá observar cualquier tipo de formación ósea (espículas, septum, ángulos en falsa escuadra, etc.) sin riesgo de errores o distorsiones.

Cantidad de hueso

La cantidad mínima de hueso remanente requerido, debe ser por lo menos de 7 mm en sentido vertical y de 6 mm de espesor, a fin de evitar defectos residuales y con sus respectivas complicaciones durante la fase de cicatrización.

Calidad del hueso

La calidad del hueso se divide en cuatro clases:

  • Clase 1. Hueso constituido prevalentemente por una cortical compacta.
  • Clase 2. Hueso esponjoso circundado por una cortical densa y compacta.
  • Clase 3. Delgada capa de cortical que rodea un hueso esponjoso caracterizado por un denso trabeculado.
  • Clase 4. Sutil capa de cortical superpuesta a un hueso esponjoso con trabeculado de baja densidad.

Preparación del sitio para la cirugía del implante dental

Resulta intuitivo que, cuanto mejor sea la calidad del hueso, mejor será la preparación del sitio implantario en relación al tipo de implante elegido. Por el contrario, cuanto peor sea la calidad del hueso presente, peor será la preparación del sitio implantario.

Tipos de implante

La elección del tipo de implante influye en modo significativo sobre la estabilidad primaria a obtener: el tipo de espiras, el paso de la rosca, el tipo de superficie, el largo y el ancho del implante, representan parámetros mecánicos en grado de modificar significativamente la anquilosis mecánica entre implante y hueso, que es lo que determina la estabilidad primaria.

Protocolo pre y post-quirúrgico

En la técnica de regeneración ósea guiada, la preparación del paciente se realiza, como es de rutina en las técnicas implantarías, a nivel ambulatorio, en condiciones higiénicas rigurosas, siendo un protocolo pre- y post- operatorio.

Protocolo pre-operatorio

  • Pre-medicación antibiótica por vía oral, iniciando 24 horas antes de la intervención.
  • Pre-medicación con sedantes por vía oral media hora antes de la intervención. Esto se realizará con pacientes con fobia al dentista o que estén muy nerviosos por el procedimiento quirúrgico.
  • Pre-medicación con antisialagogo por vía oral.
  • Enjuague pre-operatorio de la cavidad bucal con antiséptico durante un minuto. Con clorhexidina al 0,2%
  • Desinfección cutánea perioral.
  • Anestesia local.

Protocolo post-operatorio

  • Terapia analgésica con fármaco antiinflamatorio no esteroideo.
  • Apósitos extra-orales con hielo en la zona en las primeras 24 horas posteriores a la cirugía, sin comprimir.
  • Evitar presiones sobre la zona quirúrgica durante todo el período de cicatrización.
  • Evitar la masticación sobre el área de la cirugía durante al menos las dos primeras semanas.
  • Higienizar la herida durante las dos primeras semanas con enjuagues o apósitos empapados con clorhexidina al 0,2%
  • Controlar la aparición de placa bacteriana mediante un químico como una solución de clorhexidina digluconada al 0,1% (2 veces al día).
  • Control de la herida semanal hasta la completa cicatrización de los tejidos blandos.
  • Remoción de las suturas después de 7-10 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *