CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » 45 años con los mismos implantes dentales

45 años con los mismos implantes dentales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 12 mayo 2014 en Implantes dentales

Esta es la historia de Sven Johanson, un hombre sueco que ha pasado a la historia por ser el humano que más tiempo ha llevado implantes dentales. Todo empezó en 1967, cuando este taxista de Gotemburgo acogió en su taxi Gösta Larsson, el primer paciente en recibir implantes dentales de la mano del profesor Per-Ingvar Brånemark, el padre de la osteointegración. Cinco décadas más tardes, los implantes dentales se han confirmado como la mejor opción para recuperar los dientes perdidos y clínicas como Propdental han añadido avances tecnológicos a la teoría de Brånemark para hacerla accesible a todo el mundo.


La longevidad se consigue con buena planificación, tratamiento y productos de calidad, y seguimiento periódico

Es imposible que una clínica dental de la garantía absoluta de que un implante dental durará todo lo que le queda de vida al paciente, pero esto no significa que la restauración vaya a ser finita en el tiempo. Así lo demuestran casos como el de Sven Johansson o Gösta Larsson, pacientes que recibieron sus implantes dentales en un momento en el que las técnicas eran mucho menos avanzadas que en la actualidad, pero a quién los dientes artificiales les han durado toda la vida. Y es que a veces el atrevimiento tiene sus recompensas. Buen ejemplo de ello fueron los dos primeros pacientes del profesor Per-Ingvar Brånemark. El primero de ellos, Larsson, recibió sus implantes en 1965 y los mantuvo en pleno funcionamiento hasta que falleció en 2006. Seguramente en los 41 años que se benefició de los implantes tuvo tiempo para convencer a muchas personas de las ventajas de esa revolucionaria prótesis, pero el primero de ellos, el más meritorio, fue Sven Johansson, un tipo que se cruzó en su camino en 1967. El segundo paciente de Per-Ingvar Brånemark solucionó ese año el hecho de haber perdido todos los dientes con solo 42 años y lo hizo gracias a 11 implantes dentales que soportaban dos arcos de oro acrílico. Un sistema que, pertinentemente desarrollado, todavía se aplica en las clínicas dentales de hoy en día. Una tercera dentición Tal como les sucedía a muchas personas de su generación, Sven tuvo problemas de dentición a una edad muy temprana hasta que perdió todos sus dientes. En ese momento, las dentaduras eran la solución más común para lidiar con el edentulismo pero él no se conformó con ellas. Los problemas que le suponían en la relación con los demás, la inseguridad que le transmitían y las dificultades en la masticación, le hizo tirarse a la piscina cuando se le cruzó la oportunidad. Esta llegó en forma de cliente de su taxi. Un día tuvo que llevar a la clínica de Brånemark a nada más y nada menos que Gösta Larsson, el primer paciente en recibir implantes dentales en esa clínica y, además, en los dos maxilares. Larsson le habló de lo contento estaba con sus implantes, de la profesionalidad del equipo de la clínica y del increíble cambio que había vivido gracias a los implantes. Este testigo bastó para que Johansson pidiera visita con “el profesor” y después de una exhaustiva planificación y estudio, fue indicado para recibir sus implantes dentales. Valió la pena La personalidad de Johansson fue clave para tomar esta decisión arriesgada por entonces. En una de sus visitas rutinarias hace un par de años afirmó que no había tenido ningún tipo de miedo al someterse a una intervención que solo se había realizado una vez en la historia. Y efectivamente, no tuvo ningún problema. Unos meses más tarde Sven recuperó la seguridad que había perdido junto con sus dientes naturales y que le ha acompañado durante los últimos 45 años. Un largo período en el que ha podido comer todo lo que le ha apetecido y su única preocupación en relación a los implantes ha sido acudir a las visitas anuales y mantener una buena higiene dental (algo que deberían hacer todas las personas). ¿Cómo se consigue la longevidad? El primer requisito indispensable para que los implantes dentales duren muchos años es que el dentista cree las condiciones necesarias para que el paciente mantenga una buena higiene a través del correcto diseño de las rehabilitaciones con implantes que se fijan al hueso. El diseño de una buena oclusión y articulación también es un prerrequisito para obtener una larga longevidad de los implantes. A partir de allí, es importante que los pacientes mantengan una perfecta higiene oral y acudan a todas las citas de control de los implantes, tal y como lo ha hecho siempre Sven Johansson. Unas visitas de control que deben ser adaptadas en cada fase de la vida, dependiendo de los riesgos que incurran en las etapas vitales. Este programa de seguimiento debe ser completamente personalizado e ir acompañado por el uso de productos de calidad, un equipo especializado en implantes y buen trabajo en equipo. Así lo han demostrado ejemplos de éxito como el de Sven Johansson, historia viva de la osteointegración. Desde Propdental queremos trasladar nuestras felicitaciones tanto al profesor Per-Ingvar Brånemark como a sus primeros pacientes, por haber permitido una verdadera revolución en el tratamiento de recuperación de la dentadura que ha ayudado a millones de personas en todo el mundo en los últimos 50 años.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "45 años con los mismos implantes dentales"

    Deja tu comentario