CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Embarazo e implantes dentales

Embarazo e implantes dentales

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 Octubre 2015 en Implantes dentales

El embarazo es un período que afecta enormemente al organismo de la mujer. Se trata de un estado fisiológico especial en el que se experimentan una serie de cambios temporales a nivel corporal como resultado de un incremento de hormonas. Este precioso período tiene efectos no tan agradables en el cuerpo: influye en el estado de ánimo, incrementa la masa corporal, produce alteraciones en la piel y las mucosas… entre otros. Ante esta situación, ¿una mujer embarazado puede recibir un tratamiento de implantes dentales? Aunque se trata de un procedimiento sencillo, puede que tenga que aplazarse hasta después del parto. De hecho, no se recomienda ningún tratamiento quirúrgico en esta etapa de gestación.

¿Puedo someterme a un tratamiento de implantes dentales durante el embarazo?

Los dentistas en Clínicas Propdental no aconsejas un tratamiento de implantes dentales durante el embarazo. Los medicamentos de la anestesia, las radiografías, tomografías, los analgésicos para evitar el dolor y los antibióticos que puede recetar el profesional podrían dañar el feto. La verdad, sólo se realizan intervenciones quirúrgicas durante el embarazo en casos de suma urgencia, algo que también ocurre con los implantes dentales. Una vez terminada la gestación y el período de recuperación posterior, ya pueden restaurarse los dientes sin ningún tipo de riesgo. La paciente debe tener en cuenta, sin embargo, que podrá recuperar los dientes perdidos si su estado de salud es el adecuado.

¿Cuándo es urgente colocar implantes dentales? Los dentistas en Propdental consideran un caso de urgencia cuando se pierde un diente en la zona anterior o cuando se pierden aquellos que cumplan la función de pilar par un puente o una prótesis removible. Aunque se considere caso de urgencia, antes de llevarse a cabo cualquier procedimiento tienen que haber transcurrido los dos primeros trimestres de embarazo. En estos casos, los tratamientos son mínimamente invasivos y sencillos, para recuperar la estética y la funcionalidad de los dientes.

Si no se trata de un caso de urgencia y la mujer quiere realizarse un tratamiento de implantes dentales pasado el período, es necesario que aguarde, al menos, unas dos semanas. Sin embargo, todo depende del proceso de recuperación de cada paciente, que puede alargarse más o menos. Es imprescindible contar con el apoyo del médico y del dentista especialista en implantes dentales para someterse a la cirugía, pero también para recibir toda la información necesaria al respecto.

Aspectos clínicos a tener en cuenta

El embarazo tiene consecuencias en la cavidad bucal de la mujer; provoca alteraciones frecuentes que tendrían que estar controladas en todo momento. ¿Cuáles son estas alteraciones?

  • Las encías pueden inflamarse, enrojecerse y sangrar de forma frecuente.
  • Puede aparecer aftas en la boca, esto es, heridas pequeñas en la mucosa bucal.
  • Los dientes pueden incluso moverse y, si no se consulta a un odontólogo, pueden caerse.
  • La saliva se espesa y facilita el acumulo de restos de alimentos entre los dientes y en otras partes de la boca.
  • Mal aliento constante.

La higiene dental durante el embarazo es esencial para evitar todos estos síntomas, como también las visitas periódicas a la clínica dental. El dentista debe estar informado en todo momento del estado de la boca de la mujer y de su desarrollo, para prevenir enfermedades y evitar aquellas que puedan aparecer. De hecho, la paciente debe tener en cuenta los siguientes aspectos clínicos:

  1. Debe informar al odontólogo habitual de su embarazo y pedirle recomendaciones en cuanto a salud oral.
  2. Durante el primer y el segundo trimestre es necesario evitar los tratamientos dentales, sobre todo aquellos más invasivos. Así, se evita poner en peligro el desarrollo del feto.
  3. Es preciso evitar procedimientos quirúrgicos que no sean urgentes y que puedan esperar hasta después del parto, una vez el niño ya haya nacido y la mujer esté totalmente recuperada del embarazo.
  4. Evitar las radiografías dentales durante toda la gestación.
  5. Informarse de las enfermedades más frecuentes de que aparecen durante el embarazo, como la gingivitis (inflamación y sangrado de las encías, que puede evolucionar hacia la periodontitis).
  6. Seguir las recomendaciones del dentista en cuanto a higiene oral: cepillado dental, utilización de enjuagues, uso del hilo o la cera dental, compra de cepillos interdentales…

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Embarazo e implantes dentales"

    Deja tu comentario