CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La importancia de reemplazar los dientes posteriores

La importancia de reemplazar los dientes posteriores

Publicado por Dr. Dario Vieira el 4 abril 2014 en Implantes dentales

Como la falta de dientes anteriores se considera socialmente y estéticamente inaceptable, la mayoría de personas le da una mayor prioridad al reemplazamiento de estos dientes que a las piezas dentales posteriores, normalmente escondidas de la mirada. Pero desde un punto de vista dental se le debería dar la misma importancia a ambos ya que la caída de los molares conlleva la pérdida de función masticatoria.

A pesar que no se vean, los dientes posteriores pueden causar muchos problemas si no son reemplazados después de perderlos

Más allá del roll obvio que juegan los dientes posteriores en la masticación de los alimentos, su falta afecta la mordida general y pone una presión excesiva en los dientes anteriores durante la masticación. Los dentistas apuntan que la pérdida de los dientes posteriores puede conllevar una amplia gama de consecuencias, especialmente en relación a los dientes remanentes, las encías, los músculos de las mandíbulas, los ligamentos y las articulaciones:

  • Disminuye la eficiencia de la masticación
  • Produce el movimiento, la migración y la rotación de los dientes adyacentes
  • Erupción o extrusión de los dientes sin oposición
  • Excesivo desgaste o erosión de los dientes remanentes por el hecho de trabajar de forma excesiva
  • Pérdida de hueso alveolar y reducción de las crestas óseas residuales
  • Disfunción dolorosa de las articulaciones temporomandibulares (ATM) que unen la mandíbula inferior con el cráneo

Y solo porqué el lugar de los dientes perdidos está escondido de la vista no significa que no se van a producir cambios en tu apariencia. Por ejemplo. La pérdida de los dientes posteriores puede causar la reducción de la altura facial que se va haciendo cada vez más notable en el tiempo.

Desafortunadamente, esto es solo el principio de los problemas que pueden derivar de la pérdida de los molares. Algunos de los factores más importantes, en particular el cambio y la migración de dientes, puede desencadenar una reacción en cadena que debilite al sistema dental al completo. Y es que al perder un diente, las piezas remanentes tienen a moverse a un ritmo acelerado.

Por ejemplo, los dientes normalmente se mueven para mantener el contacto con los dientes adyacentes y opositores. Este movimiento normalmente no se nota debido al equilibrio creado entre los dientes que se tocan unos a otros. Sin embargo, cuando pierdes un diente, los dientes remanentes aceleran su movimiento. Esto crea una fuerza más grande de lo normal en los dientes, provocando un desplazamiento anormal de los dientes en la mandíbula. Y si estos dientes de mueven mucho pueden llegar a ser inútiles en el futuro.

Del mismo modo, si el diente erupciona demasiado puede que no haya suficiente espacio para reemplazar los dientes perdidos por debajo de ellos. Además, mientras el diente se mueve, cambia la manera como este está enganchado a la mandíbula, un cabio que vuelve el diente remanente en más vulnerable a sufrir enfermedad periodontal.

¿Cómo reemplazar los dientes posteriores?
Obviamente, el reemplazamiento ayudaría a paliar algunas de estas consecuencias. Pero, ¿cuál es el mejor método para sustituir los dientes traseros? Nuestros dentistas coinciden en que los implantes dentales son la mejor opción para reemplazar los dientes perdidos. Ellos aportan algunos importantes beneficios como: son independientes y se aguantan por sí solos, los dientes adyacentes no se ven afectados por su colocación e imitan las funciones y la estética de las piezas perdidas.

El factor más crítico para la colocación de implantes dentales es que el lugar dónde debemos poner el implante tenga una altura y volumen óseo adecuados para que el implante pueda osteointegrarse correctamente. De no ser así se puede recurrir a tratamientos para mejorar las características del hueso o, de no hacerlo, los puentes suelen ser la segunda solución más indicada (aunque deben hay muchas consideraciones que deben tenerse en cuenta).

Primero, para poder colocar un puente dijo es necesario que haya dientes remanentes en ambos lados del espacio edéntulo. Los dientes adyacentes deberán ser tratados para poder albergar el puente, aumentando el riesgo de tener que someterse a tratamiento endodóntico en el futuro.

Una tercera pero menos favorable opción es una dentadura parcial removible. Las restauraciones removibles pueden ser difíciles de llevar, suelen comportar bastante tiempo hasta que el paciente se acostumbra a ellas. Asimismo, al ser removible suponen un estrés adicional a los dientes que las aguantan, pudiendo llegar a comportar su pérdida en un futuro.

En conclusión, es importante que sepas de la importancia que tiene sustituir cualquier diente perdido, sea anterior o posterior, se vea o no se vea. Nuestro dentista te explicará más detalladamente las opciones que tienes para sustituirlo y cuál de ellas es la mejor de ellas para las características de tu boca.

Comentarios

2 comentarios para "La importancia de reemplazar los dientes posteriores"

  • El 12.10.2017 , Noeli Suazo ha comentado:

    Todo lo leído es interesante.
    Tengo una consulta referente a lo leído: es verdad que tener las muelas evita el alzheimer ya que la oclusión envía información al cerebro referente a que de esta comiendo? Entendería bien lo que me dijo mi dentista?
    Gracias por responderme aclarando me esta reciente información.

    • El 12.10.2017 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      Desconozco y veo confusa esta relación, la verdad, entre la ausencia de dientes y el alzheimer.
      La simple ausencia de piezas dentales esta relacionada con problemas gástricos, problemas articulares,…
      Un saludo.

Deja tu comentario