CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Nunca es pronto ni tarde para cuidar tu sonrisa

Nunca es pronto ni tarde para cuidar tu sonrisa

Publicado por cristina moyano el 1 Octubre 2014 en Odontologia

Los hábitos para tener unos dientes sanos empiezan incluso antes de que el primer diente erupcione. Y es que cuando una persona recibe unos buenos hábitos de cuidado dental desde pequeño, estos suelen durar toda su vida adulta. Para algunos, puede parecer una tontería empezar a enseñarle a tu bebé desdentado y sin una concepción clara del mundo qué es el cuidado dental. Sin embargo, cada vez hay más niños que se ven afectados por problemas de caries dental antes de los 4 años.

Puede que los dientes de leche sean solo temporales pero los tejidos de su alrededor duran toda la vida. Este es el motivo por el cual el cuidado dental es una lección clave para los niños de a partir de 6 meses de edad y debe extenderse durante toda la vida.

4 hábitos para el buen cuidado dental de los pequeños

Utiliza esta guía para enseñar a tus hijos la importancia de la salud dental y el cuidado oral:

1- Empieza el cuidado dental temprano. Puedes empezar al cabo de poco tiempo de que nazca tu hijo con la limpieza de las encías de tu bebé con un paño mojado. La primera visita al dentista debe ser nada más cumpla su primer aniversario. Se dice que solo con estos primeros hábitos, se previene la salud de los más pequeños de tal forma que se reducen los costes dentales hasta en un 40%.

2- Enséñale a cepillarse los dientes y a utilizar el hilo dental. Puede que pienses que los dientes de leche no son importantes, pero su cuidado afecta directamente la erupción de los dientes permanentes. Las encías y la mandíbula son tejidos que soportan los dientes a lo largo de toda la vida. Si no ayudas a tu hijo a cuidar de sus dientes de leche, el riesgo de dañe dichos tejidos aumenta considerablemente.

3- Vigila con la caries del biberón. Algunos padres dejan que sus hijos se duerman con el biberón dentro de la boca. Esto produce que la leche vaya bajando y permanezca en su boca durante horas. Se trata de una práctica a evitar a toda costa ya que tanto la leche como los zumos contienen azúcares que pueden ser muy dañinos para los dientes de leche, que tienen un esmalte especialmente débil.

4- Quítales el chupete a los dos años. Si el uso del chupete se extiende más allá de los dos años de edad, la salud dental del pequeño puede verse afectada y provocar una mala alineación de los dientes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Nunca es pronto ni tarde para cuidar tu sonrisa"

    Deja tu comentario