CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cicatrización del hueso tras la extracción dental

Cicatrización del hueso tras la extracción dental

Tras la extracción dental empieza un proceso de cicatrización del hueso en que se van produciendo una serie de cambios biológicos hasta que se produzca la curación necesario para que exista una cantidad de hueso adecuado a la colocación de los implantes dentales.

Fases de la cicatrización del hueso tras la extracción dental

  1. En el momento de la extracción, el defecto óseo resultante sólo contiene sangre, que inicia su organización en forma de coágulo.
  2. Tras 24-48 horas, el tercio más apical del alvéolo comienza a rellenarse con tejido de granulación, mientras que en los dos tercios más coronales, persiste el coágulo original reorganizado.
  3. Durante el cuarto día, además del coágulo residual y del tejido de granulación, empieza la proliferación epitelial.
  4. Transcurrida una semana, podemos observar cómo se forma un tejido conectivo joven y una aposición primaria de tejido osteoide.
  5. Comienza la mineralización del osteoide y se finaliza la epitelización, aproximadamente una veintena de días, tras la extracción dental.
  6. Al mes y medio, ya se observa una estructuración progresiva de los niveles clásicos de epitelio, tejido conectivo y huesoen fase de trabeculación.

Colocación del implante tras la extracción del diente

La colocación de un implante dental de una manera precoz, tras
 la extracción dental, preserva las dimensiones óptimas del hueso
 alveolar residual.

En este contexto, cobra gran importancia el concepto de
 preservación del hueso alveolar, frenre al más clásico de reconstrucción del hueso que 
alentaba el protocolo clásico de la colocación de los implantes de titanio tras un proceso de maduración ósea.

El 
concepto de preservación de la zona postextracción es una parte
 importante del tratamiento de implantología estética. Las técnicas de
mantenimiento de estas áreas disminuye el número y/o complejidad
de los procedimientos reconstructores subsiguientes requeridos para 
obtener los resultados estéticos deseado.

Uno de los puntos más críticos en la actitud conservadora del 
momento de la extracción del diente, consiste en la preservación de la fina cortical 
vestibular.

En casos de raíces anquilosadas, la odontosección y el fresado 
de los restos remanentes, pueden constituir una gran ayuda. Resulta, 
asimismo, delicada la elección del apoyo de los utensilios luxadores
 utilizados para la extracción, siendo recomendable huir siempre de la 
zona de mayor compromiso estético, que suele coincidir con el septo 
interdental, ubicado por mesial del diente a extraer.