CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tipos de fracasos de los implantes dentales

Tipos de fracasos de los implantes dentales

La rehabilitación de pacientes parcial o totalmente desdentados mediante los implantes dentales ha mejorado la calidad de vida de muchos pacientes.

La tasa de supervivencia por encima del 95% hace que los implantes de titanio sean una de las principales opciones de tratamiento rehabilitador recomendado en clínicas Propdental.

La habilidad masticatoria, la ausencia de dolor e inflamación de los tejidos periimplantarios y el mantenimiento de la osteointegración son algunos de los parámetros que marcan el éxito del tratamiento con implantes dentales.

Osteointegración implantes dentales

El concepto de osteointegración presenta varias definiciones, según se valoren aspectos macro, microscópicos o funcionales, pero en general se define como “la unión directa entre el hueso y la superficie del implante sin la interposición de tejido fibroso en la interfase”.

Teniendo en cuenta este concepto, se intentan obtener datos objetivos que sirvan de forma clínica como herramienta diagnóstica de posibles variaciones.

Se han definido una serie de criterios de éxito como ausencia de movilidad, pérdida ósea marginal menor a 1.5 mm durante el 1º años de función y menos de 0.2 mm anualmente, además ausencia de dolor y/o parestesia.

Tipos de fracasos en implantología

Sin embargo, no es una alternativa de tratamiento exenta de complicaciones y los fracasos que afectan a los implantes dentales pueden ser de varios tipos.

Por un lado, los fracasos biológicos, que son aquellos relacionados con los tejidos duros y blandos, distinguiendo si aparecen antes de la osteointegración, fracaso temprano, o una vez que se ha completado el proceso de cicatrización, fracaso tardío.

El hecho de que se produzca el fracaso temprano suele deberse a causas como el sobrecalentamiento del lecho, la ausencia de estabilidad primaria en el momento de la colocación del implante, una carga prematura o la contaminación microbiológica que alteran el proceso normal de cicatrización de los tejidos blandos e impiden que la unión íntima entre el hueso y el implante llegue a formarse.

Sin embargo, en el caso de los fracasos tardíos las causas son diferentes, ya que la osteointegración ya se ha producido y lo que ocurre es una alteración dé este proceso o la imposibilidad de mantenerla a largo plazo. Las causas de este tipo de fracasos están relacionadas con sobrecargas oclusales o infección por placa bacteriana que induce una pérdida de hueso de soporte.

Por otro lado, existen también fracasos mecánicos relacionados no solo con los implantes sino también con la prótesis implantosoportadas. La fractura de la porcelana, el aflojamiento de los tomillos o incluso la fractura del implante son algunas de las complicaciones mecánicas o técnicas.

Además, de forma iatrogénica pueden producirse complicaciones por daño neural o incorrecta posición delos implantes de titanio, lo cual puede llevar a la incapacidad del paciente, tanto funcional como estética, para adaptarse a la nueva situación.