CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Injerto de hueso artificial para implantes

Injerto de hueso artificial para implantes

Caso clínico realizado por el implantologista de clínicas Propdental para la regeneración de hueso en el sector anterior de manera a permitir colocar implantes dentales y devolver la estética dental a la paciente.

Caso clínico de injerto de hueso artificial para implantes dentales

Caso clínico de injerto de hueso artificial para implantes dentales realizado por el Dr. Dario Vieira Pereira (implantologista de clínicas Propdental) para permitirla colocación de implantes dentales en la zona edentula antero superior.

caso clínico inicial

Como podemos observar en las fotos del caso clínico el defecto óseo que presentaba la paciente no permitira la colocación de implantes dentales ya que su hueso remanente no tenia la anchura suficiente para una rehabilitación implantológica.

defecto óseo antero superior

El primer paso es acceder a la zona operatoria y liberar el colgajo para permitir colocar el material regenerativo. En la foto observamos la colocación de una membrana reabsorbible de colageno fijada por un tornillo de titanio. La membrana debe tener las dimensiones adecuadas de manera a permitir colocar la cantidad de hueso sintético que necesitamos regenerar en este caso en particular.

membrana reabsorbible de colageno

El injerto de hueso artificial para implantes dentales se hace mediante la colocación de biooss (hueso sintético de origen bovino) que se coloca en el local a regenerar y se estabiliza y protege con una membrana reabsorbible de colageno.

regeneración con hueso sintetico

Se puede apreciar el notable aumento de volumen que supone el material de injerto. Mediante la técnica de Rehrmann, el implantologista de Propdental logra un cierre sin tensión de la zona regenerada, lo que evitará dehiscencias de sutura y
garantizará un adecuado aporte sanguíneo a todo el injerto de hueso artificial. A los 6 meses después del injerto de hueso artificial colocaremos los implantes dentales.

cierre del colgajo

No todos los casos clínicos permiten la colocación de implantes dentales especialmente cuando se han producido procesos como infecciones o pérdida de dientes hace mucho tiempo que han llevado a pérdidas y defectos de óseo muy acentuados. En tales casos, la solución para por técnicas de regeneración ósea guiada que permita recuperar la altura y anchura ósea adecuada a un tratamiento de implantología predecible y duradero.

caso clínico de injerto de hueso

Indicaciones y contraindicaciones de la regeneración tisular guiada

Tiene como objetivo la migración selectiva de células derivadas del ligamento periodontal y el hueso alveolar. Los injertos de hueso y membranas cumplen la función de impedir que lleguen al sitio receptor tanto las células epiteliales como los fibroblastos gingivales, permitiendo así un crecimiento específico y controlado de los tejidos.

Sus indicaciones son las siguientes:

  1. Defectos infraóseos de 2 y/o 3 paredes o circunferenciales.
  2. Defectos de furca tipo II.
  3. Dehiscencias y fenestraciones.
  4. Cubrimiento radicular.

Está contraindicada en los siguientes supuestos:

  1. Mala higiene oral por parte del paciente (control de placa > 20%).
  2. Pacientes fumadores de más de 10 cigarillos al día.
  3. Pacientes con compromiso en su salud sistémica.
  4. Pacientes no cumplidores en general.
  5. Movilidad dental o trauma oclusal.

Es necesario realizar una buena selección del paciente y del defecto óseo al realizar esta técnica:

  • En la selección del paciente, serán factores favorables el tener un buen control de placa y de la infección periodontal, un buen cumplimiento por parte del paciente, fumadores de menos de 10 cigarillos al día y evitar el estrés.
  • En la selección del defecto óseo, tienen más potencial de regeneración los defectos de 3 paredes que los de 2 paredes, y éstos a su vez tienen mejor potencial que los de una pared. Por otro lado, los defectos óseos más estrechos y más profundos tiene un mayor potencial de regeneración que los más anchos y poco profundos.

Existen también una serie de contraindicaciones anatómicas para la regeneración tisular guiada, como son: pérdida óseas horizontales, lesiones de furca tipo III, defectos de furca tipo II maxilares interproximales, lesiones de furca en premolares, defectos infraóseos de 1 pared, defectos avanzados con un mínimo periodonto remanente, y zonas con poca encía adherida.

Las consideraciones a tomar en la regeneración tisular guiada son la biocompatibilidad, integración con los tejidos, separación tisular y mantenimiento del espacio.