CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Cardiopatía isquémica

Cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica en si misma no predispone a enfermedades orales, no obstante, en algunos casos se administran tratamientos con nifedipina, con el fin de aumentar el flujo coronario y disminuir el consumo de oxigeno del corazón. Esta sustancia pueden provocar una marcada hiperplasia gingival.

Se debe motiva al paciente que recibe tratamiento con nifedipina para una correcta higiene oral, y realizar el tratamiento periodontal que sea necesario.

Las enfermedades cardiovasculares y, en especial, las cardiopatías isquémicas, suponen un importante problema de salud que genera una demanda asistencial creciente en España. La cardiopatía isquémica se origina por la disminución en la perfusión miocárdica que tiene como consecuencia un menor aporte de oxígeno en el corazón.

El tratamiento odontológico de estos pacientes puede verse alterado y complicado por dicha enfermedad, por lo que en Clínicas Propdental tenemos en cuenta la actitud que debe adoptarse para su prevención y tratamiento precoces.

Cardiopatía isquémica en el paciente bajo tratamiento odontológico

Para tratar un paciente con cardiopatía isquémica, existen dos consideraciones que deben verse valoradas en el campo odontológico: los efectos de los fármacos que el paciente está tomando y la posibilidad de que su salud periodontal pueda agravar la patología.

En los pacientes con cardiopatía isquémica pueden observarse, de forma frecuente, manifestaciones en la cavidad bucal causadas por el tratamiento farmacológico de su enfermedad cardiovascular. Un aumento de caries cervical, una alteración de la composición de la saliva o una interferencia en la actividad normal de las plaquetas son ejemplos de efectos producidos por la ingesta de fármacos especializados.

Las recomendaciones que los dentistas en Propdental siguen en un paciente con enefermedad coronario isquémica que tienen que ser sometido a un tratamiento bucodental, dependerán del tipo de cardiopatía isquémica que presente: angina de pecho estable o inestable, angina variante o infarto de miocardio. Aun así, existe un punto común entre todas ellas: al iniciar la atención odontológica el profesional deberá realizar una historia clínica exhaustiva y minuciosa. Al efectuarse, nuestros especialistas en Barcelona valora, entre otros aspectos, el estado actual de riesgo cardíaco del paciente de clínicas Propdental, siendo imprescindible solicitar un informe por escrito del cardiólogo que trata el paciente.

En Clínicas Propdental seguimos minuciosamente las recomendaciones generales para la atención odontológica de pacientes con enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía isquémica:

  1. Controlamos la medicación prescrita para su enfermedad cardíaca de base.
  2. Colaboramos en la reducción del estrés y la ansiedad del paciente. Estos factores, junto con el miedo y el dolor, pueden afectar al paciente enfermo durante el tratamiento dental.
  3. Hacemos visitas cortas para cuidar el estado psicológico del paciente.
  4. Controlamos el dolor que pueda padecer con una buena técnica anestésica.
  5. Disponemos en consulta de un equipo de emergencia completo que contiene grageas, espray de nitroglicerina y oxígeno.
  6. Monitorizamos los signos vitales durante el tratamiento para controlar la tensión arterial, conocer el porcentaje de saturación de oxígeno y controlar la frecuencia cardíaca de forma continua.

Causa de la cardiopatía isquémica

La cardiopatía isquémica es una enfermedad causada, principalmente, por la aterosclerosis, que lleva a la obstrucción de las arterias coronarias, la irrigación insuficiente del corazón y a la angina de pecho, infarto de miocardio o ambos. Este tipo de enfermedades son la primera causa de mortalidad en la Unión Europea, por lo que es importante tenerlas en cuenta en todos los ámbitos de la salud médica. En relación a la odontología, Clínicas Propdental orienta al paciente enfermo de su situación bucal y aplica tratamientos que no conllevan riesgos para la patología que padece.

La principal causa de la cardiopatía isquémica es la arteroesclerosis, que se caracteriza por el depósito de colesterol en la capa íntima de la pared arterial. La enfermedad puede producir la muerte súbita, sin manifestaciones previas, el infarto agudo de miocardio, la angina de pecho, la insuficiencia cardíaca congénita y arritmias.

Las cardiopatías isquémicas en España son causa de 114 muertes por 100.000 habitantes y año en los varones, y 51 por 100.000 habitantes y año en mujeres. Los factores de riesgo de las cardiopatías isquémicas son, fundamentalmente, el hábito de fumar, las hipercolesterolemias y la hipertensión arterial.